domingo, 8 de febrero de 2009

Dos cabronas bien hechas

Eso es lo que dice Aura que somos. Y tiene razón. Cuando nos juntamos somos terroríficas... Cada vez que voy a Guadalajara lo pasamos de escándalo. Según ella mis visitas la animan mucho, pero a mí todavía más. Su gente es ya mi gente, y su ciudad es la mía en este país.
Fuimos a “Galerías”, a cotillear tiendas como auténticas cabronas. La vida frívola también cansa, así que tuvimos que ir a tomarnos una michelada (cerveza con limón, sal y chile).
La pinche Aura tiene este dulce animalito en su casa. No duermo tranquila, la verdad…
Como somos unas teatreras y nos encanta eso de escribir, nuestras musas se alían para perpetrar historias que nos matan de risa.
Las divas también hacen turismo cultural, ¿qué os pensábais?. Después de deambular un buen rato por una librería enorme, llegamos hasta el centro histórico.
El Templo de Aranzazú es uno de los más interesantes. Tiene un retablo churrigueresco bastante kitsch...
A pesar del calor todavía nos quedaron ganas de ir al Templo de San Francisco. Una de las divas quería retratarlo todo, y traía a la otra frita...
Su cúpula es típicamente mexicana.
El centro histórico está lleno de calandrias como esta. Se les llama así por que en su origen eran amarillas y negras como estos pájaros.
Por la noche las cabronas asistieron al ateneo que organizaba el hermano de Aura. Ahí se desmadraron…
Un grupo tocó música en directo con instrumentos exóticos.
Natalia, la sobrinita de Aura, fue la estrella. Es una cabroncilla en potencia...
Mi hermanita se puso bien guapa para el evento.
Pero las cabronas no estaban solas. Aquello era una auténtica concentración cabronil...
El tequila corría y tuvimos que quitarle la botella a Aura, porque ya no coordinaba las palabras y pretendía subirse a una mesa a cantar “México lindo y querido”.
Jeje… Nunca os fiéis de una cabrona. Lo cierto es que sólo bebió coca-cola. Pero le sentó como si fuera tequila…
Por si no fuera poco con lo mucho que disfruto, nunca regreso a mi rancho con las manos vacías. Esta vez me regalaron una viejita típica del estado de Michoacán.
Aura me regaló una joya con forma de angelito para mantener alejadas las malas energías. ¡Es precioso! Está hecho con amatista, la piedra que me corresponde según mi carta astral. Esta hermanita es demasiado...
Como sabéis las divas tienen que estar estupendas, así que para recuperarnos de tanto ajetreo, fuimos al centro de estética. Y vale, chismorreamos un poco...
el pinche centro de lavado
¿Alguien duda a estas alturas de quienes son las divas más cabronas de la ciudad de las rosas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario