sábado, 7 de febrero de 2009

El amor en los tiempos del cólera: la película

Hace unas semanas escribí un post sobre una de mis novelas favoritas: “El amor en los tiempos del cólera” de García Márquez. En él hacía referencia a su reciente adaptación cinematográfica, pero esta aún no se había estrenado y no pude opinar sobre ella. Ayer la vi, por lo que ya estoy en disposición de hacerlo. Confieso que a pesar de la ilusión que me hacía verla, iba con cierto temor a la decepción. Sin embargo me encantó.
Es cierto que estaba predispuesta a que eso ocurriera. Como suelo hacer cada vez que un libro que me gusta se lleva a la pantalla, partí de una premisa: por buena que sea la película, nunca va a alcanzar la genialidad del libro. En este caso, además, se trata de una historia muy difícil de plasmar en imágenes. Es larga, con muchos personajes, e impregnada de ese halo poético llamado realismo mágico. Cuando la materia prima es tan buena es difícil hacer un guión malo, pero también lo es recrearla sin desmerecerla. Además, al tratarse de una novela tan conocida y con tanto beneplácito de los lectores, el director (Mike Newell) se enfrentaba a un gran reto. Al parecer García Márquez, tras revisar el guión, le aconsejó que no se ciñera tanto a la novela.
Otro aspecto que tuve en cuenta fue la nacionalidad. Evidentemente, la película hubiera sido más auténtica con un director y unos actores colombianos. Lo mismo habría sucedido con películas como “Frida” o “La casa de los espíritus”. Aunque el director sea inglés, la ambientación me pareció bastante lograda. Los actores son de distintas procedencias (España, Colombia, Italia, EEUU…), y la película fue rodada en inglés, pero a mí me resultaron creíbles.
La película refleja la esencia del libro: el amor de Florentino Ariza hacia Fermina Daza a lo largo de más de medio siglo. Las imágenes de Cartagena de Indias, de la selva colombiana y del río Magdalena son una maravilla. La escenografía y el vestuario están cuidados hasta el más mínimo detalle, los diálogos son buenos, y la interpretación también lo es. La banda sonora de Shakira dota a las imágenes de una fuerza y una sensibilidad increíble. Hay momentos, como la reacción de Florentino cuando le entrega su primera carta a Fermina, realmente conmovedores.
Sé que ha tenido críticas negativas en EEUU, lo cual para mí es poco significativo, pues tengo serias dudas sobre el criterio artístico de ese país. En Colombia ha tenido buena acogida, y ese dato me parece mucho más relevante. En España se acaba de estrenar aunque he leído un poco de todo. Pienso que a las críticas hay que darles un valor relativo, lo mismo que a la opinión del público. A menudo las películas más taquilleras son las que menos me gustan… En cualquier caso, toda opinión es subjetiva y respetable. A mí desde luego no me ha decepcionado en absoluto. No sé qué le habrá parecido al gran Gabo, pero yo en su lugar estaría muy orgullosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario