sábado, 7 de febrero de 2009

Las fábulas de Velázquez

Esta exposición es un compendio de la pintura religiosa y mitológica de Velázquez, e incluye obras de otros artistas. Se exhibe en el Museo del Prado hasta el 24 de febrero de 2008.
Está dividida en varias secciones temáticas:
- “Sevilla: religión y vida cotidiana”
- “Mitología y realidad: Los borrachos”
- “El horizonte romano”
- “Devoción y meditación”
- “El desnudo”
- “La filosofía y la historia”
- “El telar de la fábula”
Mi favorita es la primera, pues me encanta la pintura de su etapa sevillana. La conforman cuadros como “La adoración de los Reyes”, “Cristo en casa de Marta y María”, “Inmaculada Concepción”...
"La adoración de los Reyes". En esta obra, Velázquez retrató a su mujer Juana Pacheco (la Virgen), su hija Francisca (el niño Jesús), su suegro Francisco Pacheco (el rey Melchor), y a él mismo (el rey Gaspar).
Velázquez aún no tenía el prestigio ni el bagaje adquirido en la corte madrileña y en Italia, su técnica no estaba tan depurada, sin embargo su talento era ya innegable. Son escenas costumbristas y religiosas, con una gran personalidad. Tienen un estilo tenebrista de gran realismo, caracterizado por los contrastes de luz, la composición diagonal y la economía cromática. Se aprecia en ella gran influencia de su maestro, Francisco Pacheco. Se echan en falta en la exposición cuadros de esta etapa como “La vieja friendo huevos” o “El aguador de Sevilla” que pertenecen (por desgracia) a colecciones extranjeras.
"Cristo en casa de Marta y María". Lo curioso de esta pintura es que sitúa la escena principal en segundo plano.
Otros cuadros muy interesantes que pueden verse son “San Juan en Patmos”, “La tentación de Santo Tomás”, “Cristo y el alma cristiana”, o los más conocidos “Los borrachos”, “Las hilanderas”, “Cristo crucificado” o “La Venus del espejo”. Son pinturas magistrales procedentes de diferentes museos, lo mejorcito de la producción velazqueña junto con las archifamosas meninas. En algunas de ellas como “La túnica de José” o la "Coronación de la Virgen" se aprecia la influencia italiana.
"Los borrachos" o "El triunfo de Baco". El dios Baco aparece rodeado de personajes populares, en un paraje de la Sierra de Guadarrama.
La presencia de obras de otros artistas con iguales temáticas sirve para comparar estilos y modos de representación. Hay obras del Greco, Caravaggio, Zurbarán, Alonso Cano, Rubens, Tiziano… que siguieron el mismo modelo o sirvieron de inspiración al maestro sevillano.
Velázquez fue el mejor representante del naturalismo barroco. Además de escenas religiosas, cotidianas y mitológicas, plasmó también su calidad artística en paisajes y multitud de retratos de diverso tipo. Tuvo una formación intelectual desde sus inicios, que fue ampliando al tiempo que ascendía socialmente en la corte de Felipe IV. Sus dos viajes a Italia contribuyeron a ampliar sus referencias artísticas, aportándole decisivas influencias.
"La coronación de la Virgen". Es una composición triangular, con influencia de artistas como El Greco, Murillo o Rubens.
Los expertos afirman que su gran logro fue pintar el aire. Su sentido del espacio es único. Consigue imprimir profundidad a las escenas con excelentes resultados. Fue el primer pintor español en emplear la perspectiva aérea, consistente en representar a los personajes tiendo en cuenta las capas de aire que se interponen entre ellos y como afectan a la luz que los ilumina. Algo parecido a la técnica del “sfumato” de Leonardo, que difuminaba los contornos de las figuras y objetos.
"Las hilanderas". También llamado "La fábula de Aracné". Narra una historia mitológica con una técnica que se anticipa al impresionismo.
En mi opinión, la exposición dedicada a Velázquez que se celebró el año pasado en la National Gallery de Londres era más completa. Su gran atractivo estribaba en la cantidad de obras de su primera etapa que incluía, obras que no estamos acostumbrados a ver porque se conservan casi todas fuera de España. Pero aún así, “Las fábulas de Velázquez” es una buena muestra de su pintura religiosa y de género, y sin duda constituye un interesante acercamiento a la figura de este gran artista español.
Este post está dedicado a Naná, ya que fue ella quien me sugirió escribirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario