viernes, 13 de febrero de 2009

Recorriendo México II

Nos habíamos quedado en Cholula… De ahí fui a Oaxaca. Ya os la enseñé en el viaje anterior, pero no me resisto a dejaros un par de imágenes.
Cerca, en Santa María del Tule, se conserva un famoso árbol. El diámetro de su tronco mide catorce metros.
La siguiente parada fue en Taxco, una ciudad conocida por sus minas de plata. Tiene una silueta preciosa que se extiende por la ladera de un monte. Desde cualquier punto se contempla la Iglesia de Santa Prisca. Algunas de sus calles me recordaron al Albaycín.
Después pasamos por Morelia y recalamos en mi rancho. Nuestra ruta continuó hacia Guadalajara, donde ya imagináis con quien me reuní. Después de cenar en Tlaquepaque, Aura nos llevó de tour nocturno por la ciudad. Una auténtica delicia…
Guanajuato es una belleza como ya había comprobado. Sus construcciones de colores vivos le dan un aire único.
San Miguel de Allende también merece una segunda visita. Y muchas más…
A pocos kilómetros está el santuario de Atotonilco, con magníficas pinturas murales.
También volví a Querétaro, otra de las ciudades coloniales más atractivas. Ya os enseñé la iglesia de Santa Rosa, pero me gusta tanto que os la enseño de nuevo.
La última noche merece un post aparte, ya veréis por qué.
Jhay, aquí tienes tu puesta de sol: Cholula vista desde la Iglesia de los Remedios con el volcán Popocatepetl de fondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario