viernes, 13 de febrero de 2009

Recorriendo México

Pues se acabó lo bueno... Lo prometido es deuda, así que os cuento mi viaje en imágenes.
Desde que pisé este país tenía ganas de conocer Coyoacán, uno de los barrios más pintorescos de la ciudad de México. Tiene un colorido increíble, está lleno de artistas y puestos de artesanía. El Museo de Frida se ubica en la casa en la que nació y murió. Tiene poca pintura, pero muchos objetos personales. Y unas vibraciones alucinantes…
En Teotihuacan, la ciudad de los dioses, están las pirámides prehispánicas más impresionantes. La calzada de los muertos tiene más de dos kilómetros. A un lado se encuentra la pirámide del sol, y en el extremo la de la luna. Como suponéis, subí a las dos. El palacio de Quetzalpapalotl tiene unos relieves en piedra perfectamente conservados.
Tlaxcala me sorprendió. Su arquitectura colonial de color ladrillo es preciosa.
Puebla ha sido el mayor descubrimiento. Su imponente catedral, la vida de sus portales, y sobretodo sus casas señoriales forradas de una cerámica llamada talavera (por la nuestra, claro). Fue la primera ciudad fundada por los españoles en México, aunque la tradición poblana dice que fueron los ángeles.
En las inmediaciones de Cholula se encuentra este impresionante volcán activo, el Popocatepetl. ¿Veis la fumarola? Según una leyenda urbana tiene 365 iglesias, una para cada día del año. En lo alto de un cerro está la de los Remedios. Y a pocos kilómetros la de Tonantzintla, que es el sumum del barroquismo.
El viaje continúa, pero os daré un tiempecillo para descansar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario