lunes, 23 de febrero de 2009

Relecturas

Al hilo del post de Margarita, con el que tantos de nosotros nos hemos sentido identificados.
Oscar Wilde decía que el libro que no merece ser leído una segunda vez tampoco merece ser leído una primera. Y supongo que es cierto. Cuando un libro te ha gustado tienes la ilusión de volver a disfrutarlo. Yo he leído mis libros favoritos una media de tres veces. Y cada vez los asimilo de una manera diferente. Les encuentro nuevos matices y me recreo en los ya conocidos.
También creo que ese es uno de los objetivos de acumular libros: volver a ellos cuantas veces te apetezca. Es un placer pasear la mirada por las estanterías y encontrarte con títulos que te emocionan. Saber que los tienes ahí, al alcance de tu mano.
Uno de los efectos más interesantes de las relecturas es rememorar cuando los descubriste, donde estabas, que significaron para ti. Porque un libro siempre lleva asociados una serie de recuerdos. Cuando retomas el contacto con las historias que te son conocidas sientes esa familiaridad tan agradable y la certeza de que aunque no te sorprendan como la primera vez, tampoco te defraudarán. Es como volver a una ciudad que te gusta. Por muchas veces que hayas estado, cada visita es única.
Esos libros ya un poco baqueteados por varias lecturas tienen un encanto especial. Yo los trato bien, no me gusta escribir en ellos. Pero sí me gustan las marcas de uso, esas páginas que empiezan a amarillear, y la suavidad que les da el paso del tiempo.
En alguna ocasión (no muchas, lo admito) he disfrutado más un libro leyéndolo por segunda vez. Parece extraño, pero nuestra percepción cambia, y a lo que un día no le encontramos el atractivo, años después sí se lo encontramos.
Pues eso, que ahora que volveré a reunirme con mis libros quiero releer unos cuantos. Aunque los que tengo en espera no me perdonen nunca el desplante…

1 comentario:

  1. Seguro que te lo perdonan, en cuanto vuelvas allí los tienes esperándote para que los relees.
    Patri, coincido en mucho y me siento identificada en tus sentimientos hacia los libros.
    Me ha gustado mucho este post tuyo, todavía no lo había leído.

    Le he dado en las narices a la masa. Ya te cuento.

    Mil besos preciosa!

    ResponderEliminar