sábado, 14 de febrero de 2009

Sonrisas

Vale, recojo el testigo. Nanilla, siempre me embaucas... Aunque admito que encontrar seis cosas que me hagan sonreír no es difícil. Trataré de ser original en la medida de lo posible, porque si nos dedicamos a repetir lo mismo esto es un coñazo.
Sonrío cuando veo sonreír a la gente que quiero. Eso me hace feliz… Hay personas que aunque vendan caras las sonrisas me hacen sonreír muchísimo.
Sonrío cuando pienso en cosas que me gustan. Retomar el libro que me tiene enganchada, hacer ese viaje que tengo en mente, ver a esa persona que me apetece ver… Sonrío cuando me ilusiono con algo y me monto la película. A veces disfruto más con la expectativa que con el hecho en sí.
Sonrío al recordar buenos momentos. Ahora, por ejemplo, me vienen muchos recientes a la cabeza. Y claro, estoy sonriendo… Uno de los mejores es la cara de mi sobri de tres años el día de Reyes.
Sonrío cuando alguien que me conoce muy bien me mira y sabe lo que estoy pensando… Sobretodo cuando adivina de qué me río. Como dicen en México, “quien solo se ríe de sus maldades se acuerda”. Me hace mucha gracia, porque suele ser así.
Sonrío cuando siento la cercanía (en el sentido más amplio del término) de una persona que me importa. Cuando percibo esa conexión que me recuerda que tenemos muchas cosas en común y me hace darme cuenta de por qué esa persona es especial para mí.
Sonrío al escribir para vosotros, porque sé que me leéis con cariño. Sonrío cuando escribo algo que sé que os va a hacer sonreír… Sonrío cuando os leo, especialmente cuando os noto contentos.
Afortunadamente, hay muchas más cosas que me hacen sonreír. Pero eran seis, ¿no?
Quisiera nominar a dos personas que me temo que no van a aceptar el reto, y no quiero ponerlas en un compromiso. Así que no voy a nominar a nadie, aunque me encantaría saber lo que os hace sonreír...

No hay comentarios:

Publicar un comentario