viernes, 13 de febrero de 2009

Un año

Hace un año que descubrí este blog por casualidad. Jamás había escrito en uno. Recuerdo ese primer post como una botella lanzada al mar, sin saber si tendría respuesta. También la ilusión que me hizo el primer comentario. Curiosamente, de una de las personas más especiales para mí de cuantas transitan por aquí.
Hace un año no imaginaba que existiera un lugar como este, en el que me sentiría como en casa. Que compartiría mis escritos, recuerdos y sueños con tanta gente. Que me aficionaría a los cafés, donuts y tequilas virtuales. Que encontraría amigos a los que me unirían tantas cosas a pesar de no haberlos visto en persona.
Hace un año no creía que pudieran llegar a gustarme tanto los meses de Abril y Noviembre, el aroma de las margaritas, violetas y jazmines, asomarme a una ventana indiscreta, viajar en nubes rosas, perderme en laberintos y quimeras, vivir soñando, los mapaches, los calvos orgullosos de serlo, el agua de los ríos, lo que alguien me contara, las princesas, los golpes en la puerta, los personajes de Isabel Allende, los mojitos, los paseos en yate… Uf… me siento como Almodóvar recogiendo el oscar…
Hace un año ignoraba que las auras pudieran desprender tanta luz, que los podencos tuvieran tantos encantos, que los libros encierran mucho más que una historia si los vives con la sensibilidad de una chica que solo piensa en voz alta.
En fin, que quiero daros las gracias a todos y cada uno de los que os consideráis mis amigos por la confianza y el cariño que me habéis demostrado, por los buenos ratos que hemos compartido y espero que sigamos compartiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario