miércoles, 6 de mayo de 2009

Feliz cumpleaños, Aura

Querida hermanita, en un día tan especial como este quiero desearte toda la felicidad que te mereces. Aunque estemos a miles de kilómetros te siento cerca, y eso es un regalo para mí. Son tantos los buenos momentos que recuerdo a tu lado que este post se quedaría pequeño. Es tanta la gratitud y el cariño que te tengo, que me faltan palabras para expresarlos.
Ese café pendiente que fue mucho más que un café… Esa cálida recepción con ramo de flores incluido, seguida de una comida familiar amenizada por mariachis, bastó para saber que tú y yo nos habíamos conocido en alguna parte antes de encontrarnos en el ciberespacio. Nunca olvidaré tu simpatía y amabilidad, la forma en que me acogiste en tu casa, nuestros maravillosos paseos por la ciudad de las rosas.
Y es que hemos compartido tanto... Ateneos, margaritas de gorra, incursiones nocturnas en el libro, posts escritos a medias tronchadas de la risa... Cuando me vienen a la memoria el futón verbenero, el perrito, Hart, la fiesta de narcos, o la pinche Ely me vuelve a dar el ataque. Jajajaja...
Echo de menos nuestras confidencias, porque me gustaban mucho más cara a cara… Has estado conmigo en todo momento, demostrándome una lealtad inquebrantable. Has conseguido que tus amigas sean mis amigas y tu familia la mía. Has llenado de magia mi estancia en México…
Que sepas que aquí tengo a Paty, a Aurita, a Duby, y toda la parentela. Que no necesito verlos para acordarme de ti, pero que me acuerdo cada vez que los veo. Y tu pulsera de la suerte, y el angelito de la guardia, y el botecito para perfume, y “Aura”, y seguro que me dejo algo porque no has parado de regalarme cosas…
Que aunque tus obligaciones te tengan lejos de estas arenas, tu huella aquí es tan imborrable que estás permanentemente.
Que a esta diva cabrona le falta su otra mitad y espera ansiosa volver a reunirse con ella, a este lado del charco.
Y que cumplas muchos más y sigas siendo la persona tan increíble que eres. Mil gracias por tu amistad, te quiero un chingo y varios costales (como dice Lory).
Disfruta mucho de este día, preciosa. Permíteme este obsequio para que tú también te sientas como Miss Universo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario