martes, 11 de agosto de 2009

Cada uno es como es

Esto es un complot en mi contra, nunca lo he tenido más claro. Tú lo sabes, eres testigo de cómo me tratan… Rarezas, rarezas… ¿qué coño rarezas? Cada uno es como es, digo yo… ahí está la gracia… si fuéramos todos iguales la vida sería un aburrimiento. Acabaríamos sacándonos los ojos los unos a los otros… que no? Dime una cosa… a ver… tú soportarías a alguien que fuera exactamente como tú? Pues eso.
¿Qué tiene de raro trepar a los árboles, cantarle a la luna o comer flores? Es que no lo entiendo… ¿Por qué no le puede gustar a una persona quemar cosas? No saben apreciar la belleza del fuego… el placer de reducir un objeto a cenizas. No me dejan escribir en las paredes, con lo que a mí me gusta… Y si me subo al tejado a ver amanecer, también les parece mal. Lo próximo será prohibirme respirar… Esto es un sinvivir…
Me tachan de loca por hablar contigo… solo porque no te ven. No se creen que estés a mi lado, que seas de verdad. Peor para ellos… Tú no les hagas caso, no dejes que anulen… Eso es lo que quieren… hundirnos… Pero nosotros somos más inteligentes...
No me dejan pensar, me taladran el cerebro con su palabrería barata. Quieren que esté todo el día empastillada para que no moleste. Anda que si se miraran al espejo… No sé por qué les da a todos por vestirse con esas batas blancas… Si parecen churreros…
Me cortan las alas, así no hay quien vuele… Menos mal que tú me escuchas... Vamos a tener que fugarnos, ¿sabes? No nos queda otra… Pero esto no se va a quedar así, no imaginan la que les tengo preparada… La venganza es un plato que se sirve frío, aunque en este caso sería más acertado decir caliente... Ahora sé un niño bueno y vuelve a tu ataud, anda, que tengo mucho que hacer...

No hay comentarios:

Publicar un comentario