sábado, 29 de agosto de 2009

Tal día como hoy

Tal día como hoy, hace ya más de tres décadas y media, vi la luz. No pretendo autohomenajearme… es que desde que vago y divago por estas arenas me he acostumbrado a compartir todos los acontecimientos más o menos significativos para mí con vosotros… No puedo decir que me haga ilusión cumplir años, pero ya que no tengo elección, mejor será tomárselo con filosofía.
Esta era yo, sí… Hace tanto que me cuesta reconocerme… Hasta parecía formalita, como engañan las apariencias… ¿En que estaría pensando? Seguramente en alguna frivolidad, producto de una despreocupación de la que ahora carezco.
En momentos como este es inevitable hacer un balance, aunque confieso que cada vez me gustan menos. Tengo la sensación de que el tiempo ha pasado demasiado deprisa, que no he sabido sacarle todo su jugo. Me planteo por qué hice o dejé de hacer algo, qué sentido tiene esto o aquello… Son muchos los sueños que se han quedado en el camino. Tal vez es hora de renunciar a algunos y apostar por otros.
Constato que las dudas existenciales no desaparecen con el tiempo… Sigo teniendo las mismas preguntas sin respuesta, las mismas inseguridades e incógnitas con respecto al futuro. Claro que he ganado en muchos aspectos, y aunque suene tópico, los años dejan cierto poso de madurez.
Mis circunstancias podrían ser mejores, pero debo admitir que no son malas del todo… En gran medida las he definido yo y las puedo seguir definiendo. Eso da tanto vértigo como tranquilidad, por muy contradictorio que suene. Si miro a mi alrededor veo a personas que consiguen que el día a día tenga ese algo especial. Ocasionalmente disfruto de momentos maravillosos, ilusiones, alegrías… Entonces pienso que todo lo vivido tiene sentido porque me ha llevado a donde estoy. Y en algunos aspectos, me encanta ese lugar…
Saco la botella de tequila añejo. ¿Alguien quiere brindar conmigo

2 comentarios:

  1. Yo quiero brindar contigo, paisana, si me dejas. Aunque no he probado el tekila en mi vida, pero por tu cumple, lo que sea. Qué bonito cómo cuentas el camino recorrido.Y yo doy fe de que lo que vi es fruto de ese proceso elegido. Me gusta tu casa, Patri. Volveré. Felicidades y Facilidades, siempre. Un abrazo cerquita, muy cerquita

    ResponderEliminar
  2. antetodo, disculpa por no haberte contestado antes... es que llevo tiempo sin entrar en este blog...
    mil gracias! claro que te dejo, paisana! lo de brindar con tequila ya es toda una tradición... te confieso que no es mi bebida favorita, pero me trae tan buenos recuerdos... me alegro mucho de que te haya gustado mi camino y te apetezca volver a mi casa. eres bienvenida... un abrazo, guapa!

    ResponderEliminar