martes, 22 de diciembre de 2009

Susceptibilidad

Hay momentos en los que me horroriza comprobar lo susceptible que soy. Pero no puedo evitar que ciertas cosas me afecten como me afectan… Aún cuando pienso que las estoy sobredimensionando o haciendo una lectura errónea, me duelen. Solo cuando las veo con perspectiva soy capaz de comprender lo ilógico de mi reacción.
Todos tenemos nuestro talón de Aquiles, y cuando nos clavan (o creemos que nos clavan) la flecha caemos. Hay días en los que pienso que un soplido bastaría para derribarme. Y necesito un abrazo que no me atrevo a pedir…
La tendencia a hacer la peor interpretación de la incertidumbre puede ser un calvario. Los silencios se clavan como agujas, la duda ofende, la sensación de invisibilidad mata. A veces siento una distancia fría como el hielo, y me pregunto si habré hecho algo inconsciente para provocarla. Cuando intuyo que algo dicho con la mejor intención ha molestado pienso que debería enmudecer para los restos.
Una gota tras otra forma un mar… Quizás hablando claro se evitarían estas percepciones unilaterales, pero soy de las que se guardan casi todo lo que le toca la fibra. Además, sé que los reproches pasan factura y no siempre estoy dispuesta a pagarla.
El significado de una actitud está íntimamente ligado con su procedencia. Las personas a las que más quieres son las tienen más capacidad para hacerte daño. Pueden destrozarte con un desplante, un gesto desafortunado o una mala interpretación. Probablemente todo parte de un error de base, que es atribuirme más importancia de la que tengo en la vida de algunas personas.
Me gustaría pensar que soy tan impasible como aparento. Que no necesito a nadie más de lo estrictamente necesario. Que estoy por encima de ofensas y rencores… Pero bastante completita está mi lista de defectos como para añadirle también la soberbia…
P.d. Que nadie se preocupe, son solo pensamientos. Mi religión me prohíbe mostrarme vulnerable, pero es que el otro día me di un golpe en la cabeza y creo que he perdido parte de la coraza…

No hay comentarios:

Publicar un comentario