lunes, 25 de octubre de 2010

Raquelilla

Hay amistades que se escurren de las manos como el agua clara, otras son como
una rosa que uno se prende despreocupadamente en el ojal, pero las verdaderas
amistades son como los chupapiedras de los niños andaluces, son lapas que se
plantan silenciosamente sobre el corazón.
Federico García Lorca

Sin duda eres una de esas amigas, como me has demostrado en infinidad de ocasiones. No tengo palabras para agradecerte tu cercanía, tu lealtad, tu cariño… Porque me escuchas, me animas, me entiendes y estás tanto en las buenas como en las malas. Porque me regalas tu confianza, te interesa mi día a día, me dejas desahogarme cuando lo necesito… Y para mí esa disponibilidad no tiene precio.
Porque encontrarte por aquí es siempre una alegría. Me encanta leer tus textos rebosantes de talento, tus poemas, tus sabias reflexiones, tu sentido del humor… Por no hablar de esos comentarios entrañables que me dibujan la sonrisa instantáneamente. Adoro dialogar contigo de libros o de cualquier otro tema. Haces que resulte tan fácil…
Un día me dijiste “te estoy dando la mano, ¿la sientes?”. Pues eso te digo yo. Y si algún día notas que se afloja apriétala con la tuya…
Eres una tía increíble, y le doy las gracias a la vida por haber hecho que se crucen nuestros caminos. Recuerdo que nos unió una ranilla tequilera, y desde ese momento sentí una simbiosis contigo que no se siente todos los días. Es un orgullo tenerte como amiga. Y cuando digo “tenerte” es porque sé que te tengo…
Hoy quiero regalarte esta declaración de amistad, que no es más que un justo reconocimiento y un mínimo tributo para recordarte lo importante que eres para mí…
Mil gracias por ser como eres en general y conmigo en particular...
¡Muchas felicidades, preciosa!
P.D.1. El post anterior, "Un trienio maravilloso", es un homenaje a todos vosotros. El reciente naufragio apenas ha dejado tiempo para que os llegue como me hubiera gustado, pero no podía posponer este por razones obvias.
P.D.2. Esta tarde me voy de viaje, así que os pido disculpas de antemano si tardo en contestar algunos comentarios.
P.D. 3. Alzo mi copa y esbozo una sonrisa enorme por Mario Vargas Llosa. Qué alegría más grande...

No hay comentarios:

Publicar un comentario