domingo, 5 de diciembre de 2010

Desavenencias

- Ahí os quedáis tu retoño y tú, que me tenéis hasta los mismísimos…
- ¿Te ha sentado mal la ambrosía, o te ha mordido una hidra?
- A mí me dicen que existe un zorrón como tú y no me lo creo…
- Mira quien fue a hablar, el gigoló del olimpo… que se tira a todo lo que se mueve…
- Le he aguantado al enano viciosillo ese lo que no está en los escritos… Vale que me mangue dinero, que le haya dado mis apellidos, y hasta que se nos meta en la cama y se mee… pero con esto sí que no trago…
- A ver que calumnia te vas a inventar ahora sobre mi chiquitín, que es más tierno que un donuts…
- De tierno tiene lo que yo de feo…
- ¡Ole ahí esa modestia, que no nos falte de ná! Pues que sepas que ya no eres lo que eras, no te lo quería decir…
- Eso que os traéis entre manos es una aberración… Sois unos depravados…
- Necesita cariñito, y quien mejor que yo para dárselo… Que mala memoria tienes, hijo…
- Ya enviaré a alguien a por mis cosas…
- Pero mira que te gusta dramatizar… ¿Dónde vas a estar mejor que aquí, tontolaba? ¿Quién te va a querer como yo?
- Doy una patada y salen cienes…
- Mal jabalí te embista… Cabronazo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario