domingo, 5 de diciembre de 2010

Ya te vale

Que bestia eres, Patri… esto no se hace. Siempre me he portado bien contigo, y tú me lo pagas así… Una ingrata es lo que eres…
Desde el principio tuvimos buena química. Te confieso que me caíste en gracia, pensé que formaríamos un gran equipo. Nos complementábamos de escándalo. Tú le dabas un sentido a mi vida, y yo te facilitaba la tuya. El binomio perfecto…
Pero hija, la confianza da asco… No es de recibo tirar de la cuerda como tú lo has hecho. Has abusado vilmente de mí, te lo tengo que decir. Últimamente, los dolores me están matando. Estoy al límite de mis fuerzas, y todo por culpa de ese mal vicio que te domina. Así que a ver si te cortas un pelo, bonita. Que esta que está aquí agoniza… Y no es por ser agorera ni vengativa, pero cuando llegué mi fin tú también perderás algo…
Tu estantería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario