miércoles, 2 de febrero de 2011

Lecturas de temporada

Soy bastante aleatoria con mis lecturas, me gusta alternar y leer en cada momento lo que me apetece. Aunque admito que reservo algunos libros para ocasiones especiales. A veces es por motivos puramente prácticos. Los más ligeros son ideales para un trayecto urbano en autobús o un paseo con terraza incluida…
Cuando viajo llevo solo libros muy apetecibles, y preferentemente ambientados en el lugar al que voy. Aunque si el destino es lejano, también necesito referencias locales…
No es que planee mis lecturas según la estación (mi neurosis no llega a ese punto), pero hay libros que me parecen más oportunos en determinados momentos o momentos en los que me apetecen determinado tipo de libros.
Por eso esta Navidad me ha dado por las historias navideñas… Así que además de releer “Canción de Navidad” de Dickens he degustado los cuentos de Navidad de Ray Bradbury y Nabokov. También “La pequeña cerillera” de Andersen, “El árbol de Navidad” de Dostoievski, “Vanka” de Chejov, “El buey y la mula” de Galdós, que son preciosas pero parecen cruelmente diseñadas para provocar la lágrima y ablandar los corazones en tan entrañables fechas. “Una Navidad”, de Capote es una de mis favoritas, y me trajo a la memoria a Collin y ese árbol en el que refugiarse de la intransigencia.
Como dice Marta Rivera de la Cruz, “en ellas se encuentran todos los elementos que la cultura occidental ha identificado con las Navidades a lo largo de la historia: nieve, abetos adornados, buenos augurios, prodigios, sorpresas (gratas o no), villancicos, regalos navideños, banquetes familiares, reuniones de amigos y transformaciones milagrosas donde los malos se convierten en buenos”.
Y soy tan tópica, tan ñoña y tan navideña, que he disfrutado como una enana. Me han faltado “El guardián entre el centeno” de J.D. Salinger y “El método de respiración” de Stephen King, que también me gusta releer en estas fechas, pero es que con tanto ajetreo festivo el tiempo escaseaba…

No hay comentarios:

Publicar un comentario