lunes, 28 de marzo de 2011

Tinta verde esperanza


No suelen ser hechos transcendentes, sino simples momentos tan insignificantes para cualquier otra persona como especiales para uno mismo: el primer “te quiero”, la muerte de un familiar o la muerte de un ser querido, la frontera que traza el primer “usted”, el temblor de piernas incontrolable tras un accidente, las noches pasadas en un hospital prometiendo cosas a un dios que después olvidas, el primer beso en los labios o el primer beso en la boca -nunca es lo mismo-, la peor discusión con tu mejor amig@, ver tempranear el sol, la cicatriz más grande del cuerpo, el brotar de una vida, las noches en casa de los abuelos, descubrir que una pesadilla ha sido una pesadilla o la primera vez que comprendes que siempre que alguien quiere comprar hay alguien que, al final, vende.
Así empieza “El bolígrafo de gel verde”, de Eloy Moreno. Un libro increíble, una grata sorpresa… Esto es para mí hacer literatura, el sueño perseguido. Conseguir expresar esos pequeños detalles que forman la vida de una persona en los que cualquiera puede verse reflejado…
Para quien lo ha sentido no hace falta que lo describa, para quien no lo ha vivido no le servirá de nada que lo haga.
El trasfondo es amargo, como la vida misma. Pero ese soplo de color verde esperanza puede cambiarlo todo… Y no cuento nada más, porque merece ser descubierto como si de una matroska rusa se tratara… paso a paso…
Hay relaciones especiales con personas y también hay relaciones con personas especiales. No hay diferencias, ambas te dejan huella, ambas te dejan un recuerdo para toda la vida.
Este libro tiene una historia paralela que también me encanta… Su autor, un chaval desconocido en el panorama editorial, pensó que el fin de todo libro es ser leído. Así que lo autoeditó y se dedicó a promocionarlo personalmente por las librerías. Hasta que Espasa se interesó en publicarlo, premiando su tesón. La vida se puede escribir con tinta verde esperanza... Denunciar

1 comentario:

  1. EH!! que bueno, parece que pinta bien hare por conseguirlo, gracias.

    un saludo

    ResponderEliminar